25 de septiembre de 2022

Kit Radio Internacional

Marcamos la diferencia

El volcán Cumbre Vieja ya duerme por fin tras 98 días de erupción

Roger Guarch | Barcelona

Tras batir el récord de erupción, los expertos dan por finalizada la erupción del volcán Cunmbre Vieja en la isla de La Palma. Tras 98 días el volcán deja miles de personas desalojadas y algunas familias que lo han perdido absolutamente todo hasta el punto que jamás podrán volver a su casa.

El silencio ha vuleto en la isla bonita tras 98 días de erupción. Para muchos han sido días de impotencia, rabia y mucho dolor. De tener que acostumbrarse a temblores a diario o al rugido desenfrenado del volcán Cumbre Vieja. Ahora llega el momento mas difícil, la reconstrucción. La erupción deja miles de familias desalojadas y otras muchas que lo han perdido todo. Algunas de ellas nunca podrán volver a sus hogares, otras han alquilado viviendas en la isla con la dificultad que esto ha comportado.

La lava se ha llevado 1.300 casas y 370 hectáreas de cultivo incluso ha arrasado setenta kilómetros de carretera. Las cifras de pérdidas se cifran en unos 900 millones de euros. Algunos vecinos han asegurado estos últimos días en los medios que tristemente la gente se olvidará de ellos en poco tiempo. Ésta es la hipocresía de tantos que durante 98 días han estado mirando hacia la isla de La Palma con supuesta preocupación.


Mas de mil familias lo han perdido todo

Mas de mil familias no podrán volver a sus hogares, algunas de ellas han alquilado casas en la isla aun con muchas dificultades o se han realojado con familiares. La mayoría de estos, son los habitantes de Todoque, una de las poblaciones mas afectadas. Sus habitantes presenciaron con muchísima impotencia y dolor como la lava arrasaba la iglésia. Otras han optado para abandonar la isla bonita. Ésta es la tristeza que deja el fin de la erupción del volcán. por otro lado, los expertos siguen vigilando la cantidad de gases que hay en el aire y es que a pesar de haber recuperado el silencio y la calma en la isla bonita, preocupa el alto volumen de monóxido de carbono que ha quedado.