Sáb. Abr 4th, 2020

Kit Radio Internacional

Marcamos la diferencia

El matón Jordi Arasa, jefe de la ARRO, a juicio por el desalojo del «15M» 9 años despúes

AVISO: Crónica no firmada en protesta por la «Ley Mordaza».

Nueve años después de que la ARRO de los Mossos d’Esquadra junto a los antidisturbios de la Guàrdia Urbana desalojasen, con dudosa legalidad policial, la Pl. Catalunya en motivo de las protestas del 15M, el subinspector y matón Jordi Arasa irá a juicio 9 años después.

Han pasado 9 años de aquel 15M y desde que la ARRO de los Mossos d’Esquadra y la Guàrdia Urbana intentaron desalojar la Pl. Catalunya con DUDOSA LEGALIDAD POLICIAL. Entonces ya Jordi Arasa lideraba el grupo mas matón de los Mossos y lideraba el dispositivo conjunto de desalojo. Somos muchos los que conocemos su brutalidad policial y sus malas praxis.

Arasa entonces ya estuvo en primera línea de actualidad por pegar al Diputado de la CUP David Fernández (fue multado por ello y posteriormente castigado por el Major Trapero a llevar solo la Comandancia Norte). Parecía que todo había acabado, pero Arasa es un mercenario y se apunta a todo. Como tal está en todas las manifestaciones (en los últimos meses se le ha visto con la ARRO en Meridiana).

Hoy y mañana Martes viviremos el juicio contra Jordi Arasa por sus prácticas policiales ILEGALES durante ese día gracias a la acusación de varias personas que buscan justicia desde entonces. Gracias a ellos, Arasa será juzgado y puede que condenado e inhabilitado por su malhacer.

Naturalmente las víctimas de Jordi Arasa durante el 15M decidieron que se tenia que hacer justicia a pesar de los muchos problemas que pudiesen poner los juzgados por el hecho de que sea Policía y que normalmente tenga barra libre para cometer GAMBERRISMO y DELINCUENCIA POLICIAL INDISCRIMINADA. Finalmente las denuncias presentadas contra el sub-inspector prosperaron, a base de informes médicos de las lesiones y posteriormente los daños ocasionados por el Mossos a muchas vítimas.


LA ACUSACIÓN PIDE MULTA, INHABILITACIÓN Y CÁRCEL. EL MERECIDO PRECIO DE SER UN MATÓN

La acusación pide para Jordi Arasa (TIP: 4.364) su inhabilitación junto con ocho años y medio de cárcel (un buen merecido para alguien que es un matón y disfruta pegando a la gente en los operativos policiales), a dos meses de pena-multa con una cuota de 20 euros diarios, además de reclamarle un total de 2.630 euros en concepto de indemnizaciones por las lesiones provocadas, por los días de curación y los tratamientos que necesitaron para recuperarse las personas heridas y, por último, por los daños morales infligidos.


TÉCNICAS POLICIALES ANTIREGLAMENTÁRIAS

Jordi Arasa ahora vuelve al banquillo por sus prácticas antireglamentárias ya conocidas y que sus inferiores practican a sus órdenes cada vez que les lidera. Arasa, durante mucho tiempo ha estado viendo como le salía gratis la DELINCUENCIA Y EL GAMBERRISMO POLICIAL, ahora es el momento de que por fin pague por ello.

Una de las denunciantes detalla como el subinspector la agarró del pelo para luego pegarle, otro explica como este le golpeó partes del cuerpo situadas por encima de la cintura, en lo que sería una conducta totalmente antirreglamentaria. El tercer y el cuarto relatan haber sido golpeados por Arasa, uno mientras estaba sentado en el suelo con las manos levantadas y gritando «no a la violencia», y el otro cuando protegía una señora mayor de los golpes de los agentes, lo que le acarreó recibió varios golpes de porra y acabar con ojales que requirieron puntos de sutura en la cabeza, el labio y el codo. Por último, el quinto denunciante afirma que él y otras personas fueron acorralados por los policías liderados por Arasa en un lugar sin escapatoria, donde fueron duramente reprimidos hasta que pudo escapar saltando por encima de una barandilla y descolgándose por ella con la ayuda de las personas que había debajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Grupo Joven Radio S.L. © | Todos los derechos reservados