Dos macro-controles policiales en Barcelona pillan a 24 conductores ebrios la noche de San Juan

AVISO: Crónica no firmada en protesta por la “Ley Mordaza”.

La Guardia Urbana de Barcelona hace saltar todas las alarmas al cazar a 24 conductores en dos macro-controles la noche de San Juan. Los agentes se indignan al darse cuenta que los conductores ya no tienen en cuenta su seguridad y la de los demás a la hora de circular.

Agente de la Guardia Urbana de Barcelona realizando un control en la confluencia de Paseo de Gracia con Gran Vía.

El pasado Sábado la Guàrdia Urbana de Barcelona realizó dos macro-controles policiales de alcohol y drogas en Barcelona con un sorprendente resultado, 24 conductores fueron cazados ebrios entre el punto de Gran Vía con Paseo de Gracia aunque también otros tantos en Via Laietana. Cada pocos minutos en la confluencia de Paseo de Gracia con Gran Vía se comunicaba un nuevo positivo, un total de 207 pruebas, 17 conductores bebieron demasiado alcohol y siete tomaron otras drogas.

En una noche como la del 23 de Junio, cuando muchos emprenden su viaje al destino de la verbena, estos son muchísimos positivos. Y algunos van con sus familias” – explica David Vázquez, sub-inspector de la Guardia Urabana y al mando del control de Paseo de Gracia con Gran Vía. Lo mas lamentable es que los muchísimos positivos se registraron entre las 11 de la noche y las dos de la mañana y una hora mas tarde en Via Laietana.

Un joven, a pocos metros del control intenta esquivar el mismo, los agentes le ven y le realizan la prueba. Aciertan y da positivo en drogas: “Sólo he fumado un porro y ya hace horas” – comenta el joven: “No es justo que por un porro me multen con 500 euros, que no se mida la cantidad de canabis como con el alcohol y que con la simple presencia ya te sancionen. Pero, pese a todo, ya me parece bien que hagan estos controles” – añade tras ser multado por el positivo dado anteriormente


Un trabajador municipal de limpieza da positivo en alcohol y drogas

Uno de los datos mas indignantes de la noche fue que en el control que se estaba realizando en la confluencia de Gran Vía con Paseo de Gracia dio positivo en alcohol y drogas un trabajador que conducía un camión de recogida de basura, incluso el mismo dio positivo en un segundo control realizado por la Guardia Urbana.

Los agentes que observan a los conductores y deciden a quién paran y quién no son EAS (Expertos en Análisis de Signos), una formación específica que les ayuda a decidir si al sospechoso le someten al más lento test de drogas. «Algunos tienen las pupilas dilatadas. Si les iluminas con la linterna, estas se cierran más lentamente o son incapaces de seguir la luz si se lo pides. Son síntomas de que han tomado drogas»


Coche patrulla camuflado capaz de detectar vehículos robados

Entre todos los coches patrulla que se encontraban en la zona cabe destacar uno de ellos en formato camuflado. El vehículo es capaz de detectar coches robados con tan solo el reflejo de la matrícula de los mismos facilitando así a la Guardia Urbana el poder interceptar dichos vehículos con una facilidad aplastante. “Si detecta un coche robado, la pantalla me avisa enseguida y se lo digo por radio al compañero que hace la selección. Cuando se acerca al coche, toma más precauciones” – nos contaba el agente encargado de manejar dicho vehículo.

2 Comments

  1. Lo del comentario del que fumo un porro hace horas tiene toda la razón no es nada justo para la gente que fuma un porro poco cargado y que después de unas horas que está como si no hubiera fumado y lo multen con 500€ Suerte que cuando yo fumaba no habían detectores de canabis y nunca tuve un accidente por haber fumado porque siempre cogía el coche cuando veía que se me pasaba hubiera sido ahora y más de una multa me hubiera llevado y encima me hubiera dicho que es por mi seguridad y por la de los demás

  2. El problema está no en el hecho de fumar porros o no, si no que dio positivo un conductor de la empresa de recogida de basura DOS VECES en alcohol y drogas (es extremadamente grave y creo que nadie se está dando cuenta de ello). Además, de todos estos que dieron positivo, hay que decir que la Urbana no tiene huevos de parar a un puñetero taxista (con estos si que se pondrían las botas) en toda la noche.

    También os diré que éste es el último control que vemos en meses. La Urbana ahora va a estar varios meses a la bartola (NECESITAN DESCANSAR, “pobrecitos” están estresados de tanto currar) no fuera que les saga una ernia de tanto trabajar “pobrecitos”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.