ÚLTIMA HORA:

Barcelona pierde otro cine histórico tras el cierre de “Aribau Club” por parte de Balañá

AVISO: Crónica no firmaada en protesta por la “Ley Mordaza”.

Otro de los emblemas mas históricos de la ciudad de Barcelona situado en la Gran Vía de Barcelona cerró sus puertas tras 82 años de historia el pasado Domingo. Lo hizo proyectando la primera película y tras ello publicando un emotivo vídeo de despedida en Twitter que anunciaba dicho adiós para siempre.

El cine “Aribau Club” situado en la Gran Vía de Barcelona cerró sus puertas de forma definitiva el pasado Domingo proyectando la primera película con el que abrió sus puertas 82 años atrás. Dicho cine compuesto por dos salas con un total de 700 butacas se había convertido en un icono del cine independiente de la ciudad en los últimos años de la mano de “Grup Balañá”, la empresa propietaria y administradora del dicho cine. Las proyecciones que se pudieron ver el pasado Domingo día 30 de Julio (el último día que estuvo abierto el cine) fueron: “Lola Pater y Mary Shelley“.

El propio cine sugirió su inminente clausura este fin de semana desde su perfil de Twitter, donde publicó el vídeo de un atardecer con la canción The End del grupo The Doors y la conocida animación That’s all folks! que solía cerrar las películas de Looney Tunes. Poco antes de la medianoche del domingo certificaba el cierre con un elocuente vídeo mudo, en el que puede verse como la sala cierra poco a poco todas las luces, incluida la del cartel luminoso con su nombre.

El cine fue inagurado en 1936 (en plena Guerra Civil) bajo el nombre “Doré” aunque cambió enseguida de nombre adoptando el de “Cine Durruti“. Dicho cine aun sufriría mas cambios y es que durante el Franquismo volvió a cmabiar de nombre ya que estaba prohibido el catalán a causa del RÉGIMEN GOLPISTA de Franco. Tuvo que rebautizarse entonces como “Dorado“. El cine sería ampliado y re-abierto en 1994 recuperando su nombre original aunque un poco mas moderno: “Club Doré“. Desde 2006 se llamaba ‘Aribau Club’, formando tándem con el cercano Aribau Multicines, también del Grupo Balañá y con cinco salas.

En los últimos años se había consolidado y convertido como una de las salas de referencia del cine independiente en el mundo del cine proyectando películas que en ningún cine de Barcelona se podían ver participando incluso en festivales de éste tipo de cine que se celebra en varias partes del mundo pero también en Barcelona. Las reacciones a la pérdida de esta sala ya empiezan a dejarse ver en las redes sociales. Sobretodo se ha hecho notar por parte de directores de cine independiente que han expresado su tristeza por el adiós del empblemático cine. El director de los festivales In-Edit y Moritz Feed Dog, Cristian Pascual es el que ha hablado y ha expresado mas que nadie su tristeza en redes donde ha comentado que tenía “un cariño especial” al “Aribau Club“.

Es cierto que muchos no esperaban éste cierre ya que el cine independiente no ha hecho mas que despertar y cada vez gusta mas a todos por la peculiaridad de lo creativo que llega a ser en algunas escenas y por no repetir en actores. También porqué los actores que salen en dichas películas no son tan conocidos o simplemente están empezando en éste mundo. Muchos pues lo que sentimos es una tristeza increíble por el adiós de uno de los grandes emblemas de la ciudad.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.