ARTÍCULO ✅ La importancia del periodista en las manifestaciones

ROGER GUARCH

En éste artículo destaco la importancia que cobramos los periodistas en tiempos de manifestación y lo poco que se llega a valorar el hecho de que nos jugamos el físico todos los días para contar los hechos a pie de calle, sufriendo incluso agresiones de Policía y manifestantes.

Son días muy difíciles en las calles de España donde la importancia del periodista cobra protagonismo. Mientras muchos se dedican a intimidarnos, agredirnos y cuestionarnos, o incluso insultarnos por si saldrán sus caras en las fotografías o vídeos que realizamos durante las coberturas de manifestaciones nosotros nos mantenemos pacientes en nuestro sitio e incluso no caemos en sus provocaciones (hasta el punto de haber detectado los antisistema con suficiente antelación como para intentar evitar problemas).

Aun así, todos ellos nos amenazan en las Redes Sociales sobre la base de que sus caras salen en nuestras coberturas, nos increpan con «La prensa apunta la poli dispara» e incluso advierten de agresiones a fotoperiodistas públicamente. Ninguno de ellos es consciente que todos nosotros vivimos de esto, que nos jugamos el físico para llegar a la noticia sufriendo lesiones en el peor de los casos.

Todos los que nos amenazan, intimidan o incluso nos agreden creo que no son conscientes hasta que punto para nosotros el hecho de hacer vídeos y fotos de manifestaciones (que luego podemos veneder o simplemente difundir para nuestro medio de comunicación) nos comporta muchas horas de trabajo dentro y fuera de las manifestaciones. Todos ellos deben saber que nuestra figura en manifestaciones es muy importante. Es trascendental que a día de hoy podamos difundir lo que sucede para que llegue a todos los rincones del planeta.

También es muy importante que todos estos que nos amenazan sepan que en manifestaciones no es obligatorio pixelar caras de nadie y que amenazar, intimidar o agredir periodistas del medio que sea es fascismo y delito y que lo único que provocáis con éstas actitudes es rabia entre el colectivo hasta el punto de que cuando a esa persona realmente le pasa algo entendamos que no debe tener cobertura informativa como castigo.

Se debe entender que sin la figura del periodista mostrando los altercados, la violencia policial, las palizas y demás es imposible que el resto del mundo sepa lo que está pasando. Muchos nos toman por gente mala sin saber que podemos pensar igual o ser mas radicales que ellos (pero tenemos que callarnos al ser la figura acreditada que debe transmitir de forma mas transparente posible lo que pasa).

Tras éstas palabras muchos calificarán éste artículo de victimista. Pero no pretende serlo. Quiero mostrar la importancia de nuestra figura en las manifestaciones, que se entienda que nos jugamos el físico para mostrar lo que pasa llegando a sufrir lesiones y agresiones. Manifestantes, no nos lo pongáis digfícil. Apoyadnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *