VIOLENCIA: La vergüenza continúa en los campos de fútbol

AVISO: Crónica no firmada en protesta por la “Ley Mordaza”.

La vergüenza continúa en los campos de fútbol, ésta vez tenemos que hablar positivamente de los árbitros tras varios meses siendo noticia de forma negativa. Hay que hablar nuevamente de violencia verbal en los campos de fútbol y de la gran medida tomada por el colegiado del encuentro al respecto. Nuevamente el caso ha pasado en Mallorca donde el colegiado Carlos Alberto Lara Ortega ha suspendido el encuentro que estaba arbitrando tras recibir insultos de forma continuda de un sector del público.

El colegiado ya había advertido al delegado de campo de dichos insultos y que si seguían suspendería el encuentro, como no ha movido un dedo el colegoiado ha seguido las directrices de su federación y ha procedido a hacer la suspensión del partido. “Me han llamado tres veces tonto y gilipollas” – ha comentado el árbitro tras supender el partido en el portal futbolmallorca.com. Habrá que ver la decisión que toma la Federación de Fútbol respecto al encuentro que en ese momento iba ganando el PLATGES CALVIÀ 0-1 en casa del CAMPOS. El partido era de la Tercera División española y probablemente se tendrá que jugar otro día sin público.


EL BARÇA – SABADELL DE INFANTILES TAMBIÉN TUVO QUE PARARSE POR INSULTOS DE LOS PADRES

Hay que comentar que éste no es el único partido que ha registrado incidentes éste fin de semana ya que el partido que disputó el Barça con el Sabadell de la categoría de Infantiles, el árbitro del partido expulsó a varios aficionados por insultos hacia su persona. Ésta dureza arbitral llega, por fin, tras la vergonzosa pelea que protagonizaron un grupo de padres en un partido de Infantiles en Palma de Mallorca hace unas semanas y que abrió ya la caja de los truenos. El colegiado del encuentro de los Infantiles detuvo el encuentro y se fue a buscar el delegado de campo para informarle que echara a varios aficionados del campo. Tras la advertencia, el delegado cruzó todo el campo y se dirigió al sector de padres ENERGÚMENOS que estaban insultando al colegiado: “Me ha dicho que si no os vais no seguirá el partido“. Los implicados se levantaron y se fueron.

Con éste gesto el colegiado demostró que es el que manda en el campo y que no permitiría ningún tipo de violencia incluyendo la verbal. El árbitro del encuentro contempló el incidente en el acta del partido. El Comité de Competición es el que va a decidir a partir de ahora si sanciona o no al público y si sanciona al Barça por permitir que esos ENERGÚMENOS entrasen en el campo sabiendo ya que iban a insultar y a intentar provocar incidentes. También ha llamdo a que todos los compañeros suyos que se dedican al arbitraje que no tengan miedo de expulsar del campo aquellos aficionados que vayan con intención de insultar y no de disfrutar del encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *