Ataque masivo a los DNS que sostienen Internet

AVISO: Crónica no firmada en protesta por la “Ley Mordaza”.

Éste Viernes un ataque informático masivo a los servidores que sostienen Internet han cola`psado la red y de paso a grandes servicios de Internet, Twitter y Paypal, entre otros, han estado inaccesibles durante unas horas. No es el primer ataque informático que reciben los DNS que sostienen Internet y es que ayer Viernes se registró el tercer ataque informático en una semana al corazón de la red de redes. Se investiga si estos ataques (ya que son muy similares todos) tienen alguna relación entre ellos y son obra de la misma gente. Cabe comentar, también, que se desconoce el motivo real que ha propiciado atacar el corazón de Internet.

El ataque informático perpetrado se basa en ver la capacidad de tolerancia de tráfico del servidor y las fallas técnicas que pueda tener el equipo informático que lo gestiona. Normalmente este tipo de ataques sirven para evaluar la capacidad de respuesta de infraestructuras con el fin de conocer tiempos, volumen de tolerancia de tráfico y aptitudes técnicas del equipo que los gestiona. Estos ataques sirven para, en un futuro, poder propiciar un ataque informático mas bestia y que pueda hacer mucho daño ya que el objetivo es ver las debilidades y fallas de los servidores. Para tranquilizar a las masas, las grandes compañías como Twitter y Paypal han tranquilizado ya a sus usuarios al informar que estos hackers no han podido robar datos de sus servidores y que por lo tanto las cuentas e información de sus usuarios se encuentra a salvo.

La Unidad de Delitos Informáticos del FBI ha empezado ya a investigar quién hay detrás de estos ataques aunque se ha descartado que sean los hackers de “Anonymous” ya que estos perpetran ataques con un funadmento detrás y por un motivo aparente. No se ha encontrado ningún motivo “justificable” que pueda justificar dicho ataque. El FBI no descarta que esto sea un precedente para poder hacer mas daño en un futuro y hasta intentar robar datos comprometidos a los principales servidores de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *